Reformas integrales en Madrid y Almeria

Reforma Integral en Silva

Reforma Integral en Silva

Madrid

Reforma integral a un pequeño apartamento destinado al alquiler turístico con el mobiliario hecho a medida para aprovechar el espacio.

  • Tiempo de reforma:6 semanas
  • Vivienda de 40 m²
  • 1 dormitorio + 1 baño

A escasos 10 metros de la emblemática Gran vía, epicentro de Madrid, se encuentra este pequeño pero ordenado apartamento de 40 metros cuadrados, situado en la última planta de en un edificio de finales del siglo XX.

Se proyecto una reforma integral incluyendo distribución, instalaciones y carpinterías exteriores. Se plantearon una serie de distribuciones hasta decidirnos por la que tanto al cliente como a nosotros más nos convencía, un espacio diáfano y continuo que permitiera ampliar al máximo el espacio de la vivienda.

Durante la ejecución de la vivienda nos encontramos con una estructura de madera formada por 3 pies derechos, decidiendo restaurar dos de ellos, sustituyendo el que se encontraba en la mitad repartiendo los pesos a los dos pilares reforzados por la estructura de hierro.

El cliente quería rehabilitar el piso para su alquiler vacacional, por lo que la practicidad debía primar en todos sus espacios y un diseño característico para darle mayor visibilidad y rentabilidad a la inversión.

Proyectamos un baño amplio con alicatado de gresite llamativo a juego con la vivienda, grifería en negro, que genere contraste con los sanitarios y encimera de madera de Iroko que recuerde a los toques de madera que tiene la vivienda. Se plantea una separación entre dormitorio y salón con cerrajería de vidrio para ganar espacio visual, una cocina completa sobre un solado cerámico para la mayor durabilidad del mismo y alicatado tipo ‘’metro’’ con la lechada del mismo color que la pared, y un amplio vestidor donde dejar los enseres y maletas sin necesidad de ordenar, optimizando los recursos de la inversión.

Se escogieron tonos de grises (antracita), marrón (madera) y amarillo como colores principales en la vivienda, dejando el amarillo al ser un color muy llamativo para dar toques intencionados a diferentes zonas del inmueble. Las paredes se pintaron de un color grisaceo, dándole una identidad conjunta a la vivienda.

Al ser un piso que daba a patio interior, el propietario daba mucha importancia a la luminosidad del inmueble, se le realizo un estudio detallado de la misma, incluyendo tiras de LED en diferentes zonas de la vivienda, dotando de importancia aquellos puntos que se quieren enfatizar o dando luces indirectas en las zonas de estancia, dando a los futuros inquilinos un espacio absolutamente pacífico y acogedor en el centro de la metrópolis.

Si pudiéramos resumir la reforma de este piso en una frase, sería “hogar en pleno centro”.

Otros proyectos