fbpx

Reformas integrales en Madrid y Almeria

Suelos de piedra para el hogar

Suelos de piedra para el hogar

A diferencia de la madera, la piedra es un material inerte, y no es alterable frente a factores externos como los cambios de humedad, ataques de insectos, etc…

Por todo esto, y su escaso mantenimiento, se hace idóneo el empleo de los suelos de piedra para el hogar. Repasemos los tipos más comunes de piedra empleada.

1. Mármol

Sin duda es uno de los más conocidos y utilizados no solo en hogares, sino en exteriores y en un montón de establecimientos, y eso que es uno de los tipos de suelo más caros. Es un tipo de piedra muy elegante y resistente, muy fácil de limpiar y que puedes pulir para conseguir un brillo mucho más natural. Puedes encontrar el mármol en una amplia gama de colores para que te combine con cualquier decoración y además es impermeable.

El travertino y el comblachien son de aspecto muy similar al del mármol, pero sus propiedades son distintas. Sus usos y cualidades son comparables a las del mármol, pero el efecto decorativo que se logra es menos brillante.

2. Granito

Es uno de las más utilizados, ya que es impermeable, una característica muy importante, además de ser también muy duradero y resistente. Este material ofrece la posibilidad de ser seleccionado en varios colores y es perfecto para darle un toque diferente a cualquier estancia de tu hogar.

3. Terrazo

Es un pavimento formado por piedrecitas y trozos de mármol aglomerados con cemento y cuya superficie se pulimenta. Desde luego,  El terrazo es un suelo resistente, aunque no destaca por ser muy elegante.

 

4. Cerámicos, Gres y Gres Porcelánico

El suelo de gres está compuesto de una base cerámica de pasta roja o blanca sobre la que se hace el diseño de la baldosa. El esmalte consigue darle una apariencia distinguida y elegante. En el mercado existen muchos diseños adaptados a todos los gustos y bolsillos, los precios oscilan desde los siete hasta los treinta euros por metro cuadrado. El gres porcelánico es una nueva variedad de este tipo de suelo que se distingue del gres tradicional en que no está compuesto de dos materiales (pasta y esmalte), sino que sólo tiene un material, natural o pulido, que es más resistente a la abrasión y al rayado. En este caso, el precio alcanza aproximadamente los veinte euros por metro cuadrado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rebeca

G. Ordorica